Hace días que estaba pendiente de poner cosas nuevas. Eso quiere decir una sola cosa: Vienen nuevos post sobre todo el trabajo que se ha hecho en las últimas semanas con jquery, Expression Web, MongoDB, BaseCamp y Balsamiq. Pronto…

Hoy un tema corto. El balanceo de cargas es un medio dolor de cabeza cuando un sitio sale a producción. Pero qué pasa cuando el sitio es uno. Cuando es uno el que esta metido en una sola cosa todo el día, sentado en una silla mas o menos incomoda, con el brillo de la pantalla en los ojos durante 12 horas, o haciendo cualquier otro trabajo? Bueno, pues uno también merece un balanceo de cargas.

Bogotá es una ciudad ultimamente agresiva con su gente. Es una ciudad en obra negra con miles de frentes de obra, cercada por polisombras verdes limón, inundada de incapaces agentes de policía color verde resaltador y de peores conciudadanos que se creen dueños de Bogotá, pero arrojan papelitos por ahí y se estacionan en dónde se les antoja, y madrean y pelean y fruncen los ceños en los semáforos.

Hace 36 años Bogotá cambió un poquito. Se creó un espacio de convivencia al aire libre por toda la ciudad. Yo empecé a usar la ciclovía cuando era un niño y salia a pasear en mi caballito de acero con los amigos del barrio. Hacíamos el cuadrado de las calles 116-Av Boyacá-Av Eldorado-Carrera Séptima. Hace meses ya no hay ciclovía por la avenida Eldorado, está en obra y por la magnitud de la misma vemos con pesar que será muy difícil volver a transitarla los domingos entre perros de marca y patinadoras exóticas. Hoy me levanté con la noticia de que por las mismas obras, la ciclovía en la carrera séptima será suspendida y me volvió el temor de que a lo mejor ya no halla más ciclovía por la séptima. Bogotá esta perdiendo ese espacio que sirve para balancear las cargas. Para dejar los computadores y los seminarios y los almuerzos de cocina de oficina a un lado y salir a sentir ese raro viento tibio en la cara, el sabor de las naranjas recién exprimidas, el calorcito en las piernas de los soles como hoy y balancear la rutina.

Por eso me uno a la iniciativa de http://www.lacicloviaserespeta.com/ para que sea trasladada a la carrera novena.