He pasado meses usando distintas herramientas para tener mis pendientes diarios a mano y no perderlos de vista. Ensayé Outlook, el celular y los sincronizaba; buscaba más herramientas, me inscribí en remember the milk… en fin. Llegaba a reuniones y alguna bobada se me había olvidado, a veces no tan bobada. Entonces me dí cuenta que ninguna ToDo List que se ofrece en el mundo es realmente útil.

Cuando uno trabaja, empieza a ocupar su ancho de banda de desempeño. Sin embargo, el ancho de banda no se llena siempre de trabajo, y no debe. Pero hay un factor de distracción que puede ser inconveniente. El trabajo, tristemente se empieza a llenar de pendientes pequeños, una llamada, un correo, un ajuste a un documento, un bug de ortografía en un label, y esas cosas toman más tiempo agregándolas a la lista de tareas que haciéndolas y mientras se decide eso, entra una llamada, sale uno volado a una cita y hasta ahí llegó todo. Ni con twitter, que esta abierto más tiempo que Messenger o Gtalk, se puede hacer la labor rápidamente.

Entonces, gracias al buen consejo de un buen amigo, le dí la oportunidad a una aplicación que no sirve para eso, pero que hace un trabajo estupendo: StickyNotes. Y no importa cual se use: Sticky Notes de Windows 7 y Efficient Sticky Notes para Vista, son las mejores que encontré, pero se pueden usar las Post-it de verdad si se nos antoja.

Todos mis Pendientes de hoy

Crear una nota nueva es cuestión de un click y escribir, no perderlas de vista es todavía más sencillo, ellas están por doquier sobre el escritorio y con un solo click, todas, sin respeto ni delicadeza, pasan al frente de la pantalla. Es aterrador entrar al computador y ver esa marea de notas amarillas obstruyendo la vista y tapando los iconos de los juegos; matarlas, no solo es sencillo sino divertido y reconfortante. Como no tienen ningún orden ni prioridades ni fechas de vencimiento, todos el tiempo debo recorrerlas todas, leerlas todas y así no se pueden olvidar, uno decide cual ejecuta y la liquida. El reto no es tan fácil como con otras ToDo Lists del mercado, con las que siempre termina uno acabando la lista. Esto es como jugar en modo Nightmare, hay unas que simplemente se niegan a desaparecer y varían apenas lo escrito en ellas. Igual, siempre las mato y creo una nueva.

Como he dicho, la interfaz es sencilla, son visibles y realmente fastidiosas. Todo lo que en verdad se necesita para no olvidar hacer esa llamada para cuadrar esa cita que bien puede ser la nómina propia el próximo mes. Así que dejen de buscar ToDo Lists, ninguna es tan buena como una Sticky Note en el escritorio. Ahora a matar esta:

StickyNote

La nota de este post antes de morir